martes, 24 de abril de 2007

Restaurar esto merece la pena?????

Esta es la pregunta más frecuente que me hacen cuando voy a dar un presupuesto para algún trabajo.



Me parece que para empezar el blog es un tema interesante. Muchos de nosotros conservamos muebles u otras cosas heredados o adquiridos en algún momento especial, forman parte de nosotros y de nuestra vida y cuando pensamos en arreglarlos llamamos a un restaurador de antiguedades, ya sólo la palabra antiguedades nos impone cierto respeto, y muchas veces pensamos que quizás ese objeto que queremos arreglar no es una antiguedad como tal.


Yo siempre contesto que el objeto tiene el valor que nosotros le queramos dar.
A ver si me explico, hay veces que muebles que aparentemente "no damos ni un duro", para nosotros tienen un valor sentimental incalculable, pues ese mueble merece la pena arreglarlo.


Fijaros en este baul sus dueños habían reformado toda la casa y estaba arrinconado en un garaje, no sabían como podría quedar pues aparentemente era para un desastre, pero la dueña le tenía un cariño especial porque pertenecío a un abuelo suyo.

Nos ponemos manos a la obra tratando el baul con el cariño que se merece..... lo primero era limpiarlo y desinfestarlo fijaros en el interior que estaba con un papel que no se veía y lo habían utilizado los albañiles para guardar materiales.



Después saneamos el fondo con travesaños nuevos y empezamos a darle forma, barnizar la madera, teñir la tela, recuperar los metales y finalmente cambiar el papel interior.




Y después de todo este trabajo.....Sorpresa ¡¡¡¡¡¡¡
Qué os parece?????, merece lapena????

Este es el interior tapizado con un papel de flores pequeñas que eligió la dueña.


Estas son las iniciales recuperadas que hasta ahora no se sabía que estaban











Yo si creo que mereció la pena arreglarlo y ahora luce estupendamente en un porche de invierno.

6 comentarios:

Carmen dijo...

Chus, quedó precioso !!! ya sabemos que hay que invertir mucho tiempo, porque son varias las labores que se hacen, pero una vez recuperado, yo no lo cambiaría por uno nuevo, de ahora, y luego está el valor sentimental...eso lo tengo muy claro.
Saludos

Loly-conejera dijo...

Sé que lleva mucho trabajo, pero realmente vale la pena restaurar cosas. Es casi como coser, jejeje, ves los resultados que son todo arte.
enhorabuena!!
Yo tengo algunas "antigüedades" esperando por mi lijadora.
Saludos
loly

elena-zaragoza dijo...

Madre mía, Chus... estás hecha una artista...
Fijate que cuando leia el principio del post, he pensado justo lo que has escrito a continuación: tiene el valor que le quieras dar... Hay veces que tenemos joyas por las que otros no darían nada, pero que para nosotros son oro.

Te felicito, guapa. A ver cuando nos enseñas más cosas, porque me he quedado con la boca abierta.

Elena-Zaragoza

Esther dijo...

Magnifico trabajo Chus ¡tu eres de Bilbao pues! jejeje

Esther

Raiga dijo...

Precioso!!!!

Y tengo uno que estoy recuperando, he pensado forrarlo de tela el interior, ¿es dificil?: la tela es de tapizar pero no es muy gruesa no lo fastidiare no?
Gracias

Anónimo dijo...

hola!! se sabe que el valor en si de un bien mueble es de suma importancía...mi pregunta que quiero hacer sobre el trabajo que realizarón es.. bajo que ética de restauración se basaron para llevar acabo la intervención y hasta que punto la llevarón acabo?, porque se sabe que, el restaurador tiene que seguir ciertas éticas de intervención y restauración del bien mueble, independientemenete si este proviene de un patrimonio cultural de la humanidad o de un cliente. gracias!! adriana..estudiante de restauración en la Escuela Nacional de Conservación y Restauración de Bienes Muebles de d.f., México.

Una casa en el aire