lunes, 25 de agosto de 2008

Vaya sorpresa



Algunas veces nos encontramos con gratas sorpresas que no esperamos en nuestros trabajos, en este caso es un trabajo de nuestra compañera Carmen Cueto, a sus manos llegó un cuadro de una Virgen de Belén para restaurar y después de limpiar a restaurar el oleo empezó con lo que sería una limpieza del marco.


Este es el estado del marco cuando entró en el taller, pero cual sería nuestra sorpresa al ver las primeras catas de limpieza.

Poco a poco fue apareciendo un bonito marmolizado, que ni el dueño de la obra sabía que existía, la limpieza tuvo que realizarse con mucho cuidado para no dañar la pintura y este fue el resultado final.

El cliente se quedó, al igual que nosotras, con la boca abierta.


Chus

La belleza del Urushi


Antes de que empezaran las vacaciones de verano, fuimos a ver una preciosa exposición en el Museo de Artes Decorativas de Madrid

La belleza del Urushi




La asociación japonesa de lacadores Nihon Shikko Kyokai, con la colaboración de la asociación catalana Uruhi21, ha presentado una selección de sus obras en este museo.



No podíamos pasar por alto esta oportunidad de disfrutar de estas piezas y además de aprender un poco más de la mano de Cristiane y de Teresa que son unas expertas "lacadoras".




La asociación Nihon Shikko kyokai agrupa a los artesanos japoneses que aún dominan el lacado de objetos y muebles según las técnicas tradicionales. Urushi es el nombre de un tipo de laca y, por extensión, también el que reciben la técnica y los objetos con ella producidos. Su brillo, calidez y calidad son muy apreciados desde antiguo.


La laca urushi se obtiene a partir del Uriosol, una resina que se extraer del árbol Rhus Vernicifera, originario del sudeste asiático. La recolección empieza en el mes de junio y acaba en noviembre, una vez recogida la resina sufre un proceso de recalentado y refinado para extraer la humedad y las impurezas. Este proceso antiguamente era manual pero ahora ya se hace mecánicamente.
Del conjunto de las lacas naturales, la laca urushi es la más apreciada por sus características tanto técnicas como estéticas: adherencia, impermeabilidad, dureza, conservación de las piezas realizadas con esta técnica, existiendo hallazgos arqueológicos en perfecto estado de más de tres mil años de antiguedad. Son piezas a la vez de gran versatilidad que se ofrecen a múltiples usos.




Respecto a las técnicas decorativas de lacado, éstas van apareciendo a lo largo del tiempo, aplicándose en las capas finales o intermedias, bien mediante la técnica del lacado en oro, lacado con o sin pigmentos o lacado con incrustaciones, pudiendo algunas de estas presentar cierto relieve.

Las obras expuestas están producidas en los últimos años y en ellas se mezcla la influencia de la tradición con la lógica evolución de los estilos.



Las piezas que hemos visto fueron elegidas para la muestra anual celebrada en el mes de marzo en el palacio de Nihonshikkou Kyoukai, en Japón y han podido contemplarse también en Barcelona, en la sede de Artesanía de Cataluña.

Esta exposición, en opinión de los organizadores, tiene el objeto de unir dos culturas diferentes como la japonesa y la española, proporcionando una muestra de la disciplina de la laca con creaciones actuales de lacadores tanto japoneses como españoles.
Si os gustan este tipo de piezas os aviso que Cristiane está preparando unas cuantas cositas para poner a la venta, pronto os lo mostraremos.
Chus

Una casa en el aire